Samsung ya trabaja en la tecnología 6G



Los cambios en las tecnologías de redes móviles suponen un cambio radical de la forma en la que nos comunicamos, la evolución al 5G fue (y es) una revolución, pero esta evolución, lejos de asentarse, sigue creciendo.

Te estarás preguntando, ¿la tecnología 5G no terminó de desplegarse y ya están pensando en 6G?, sí, y es que el avance de estas tecnologías no son de un año para otro, se estima que lleva unos 10 años de desarrollo entre las diferentes fases de diseño, programación, casos de uso, pruebas físicas, fabricación y empleo de dispositivos, etc. Pueden pasar varios años en total, además de tener que realizar todo de forma estandarizada y armonizada como está pasando con el 5G. Es por esto que el pasado mes de mayo, Samsung construyó un centro de investigación para el 6G, y ahora dio a conocer sus primeras conclusiones.

Como bien te comentábamos, Samsung explica que se tarda unos 10 años en poder comenzar a comercializar en forma masiva una nueva tecnología de red móvil, se espera que para el año 2030 esto pueda concretarse y que las pruebas comenzarían en el año 2028. Según la firma coreana, la tecnología en cuestión será clave en áreas como realidad virtual realmente inmersiva, hologramas de alta fidelidad y réplicas digitales. También será una tecnología pensada de igual forma para los humanos y para las máquinas, sin darle más relevancia a uno u otros. En cuanto a las velocidades de conexión, el 6G promete 1.000 Gbps y latencias de unos 100 microsegundos, esto es 50 veces más rápido que el 5G y una latencia 10 veces menor que esta tecnología. También afirman que será más eficiente en el ámbito de consumo de energía, más fiable, con más eficiencia espectral y con mayor capacidad de dispositivos por km². La primera fase de diseño estará desarrollada por la implementación de inteligencia artificial en el proyecto.



Samsung también habló del uso de frecuencias de banda en THz, nuevas tecnologías de antenas para mejorar la cobertura al utilizar estas bandas de alta frecuencia, tecnologías advanced duplex mejoradas, evolución de la topología de red y posibilidad de compartir espectro. Sin dudas una evolución en lo que respecta a la red 5G actual que, si bien no está desplegada en todo el mundo, se espera que siga implementándose en los próximos años.